Massa impuso su estrategia de mostrarse “presidenciable” en el debate con Milei

Viedma.- (APP) El candidato de Unión por la Patria y el de La Libertad Avanza protagonizaron un debate en el que cruzaron críticas, plantearon sus propuestas y buscaron captar el voto de los indecisos.

Los candidatos de Unión por la Patria (UxP), Sergio Massa, y de La Libertad Avanza (LLA), Javier Milei, protagonizaron este domingo un debate que quedó marcado por la intención del ministro de Economía de increpar con preguntas directas a su rival, lo que le permitió contrastar capacidades y conocimiento del Estado y poner eso en evidencia ante el electorado.

El debate reunió a los dos competidores que en una semana definirán quién será el próximo jefe de Estado de la Argentina y desde el inicio tuvo momentos de tensión, sobre todo porque Massa sorprendió a Milei con una fórmula de pregunta-respuesta que cerraba con un “por sí o no”.

El ministro-candidato desplegó ese recurso en los primeros minutos y lo utilizó para preguntarle al libertario si estaba dispuesto a poner en práctica en un eventual Gobierno algunas de sus propuestas más polémicas, las que fue exponiendo a lo largo de la campaña.

Esa interpelación cambió los planes de Milei, quien por tramos se mostró dubitativo frente a las consultas puntuales de Massa, a quien en varias ocasiones trató de “mentiroso”.

Ante eso, el candidato de UxP le recomendó a su rival que no se pusiera “agresivo” ni cayera “en la chicana berreta que te contagiaron tus nuevos socios (por el PRO) y hoy te abandonaron”, como observó en alusión a la ausencia de dirigentes de Juntos por el Cambio (JxC) en la Facultad de Derecho de la UBA, sede del debate.

Massa atribuyó algunas réplicas de Milei a la influencia ejercida sobre el economista del expresidente Mauricio Macri y de la derrotada candidata presidencial de JxC, Patricia Bullrich, quienes tras salir terceros en los comicios del 22 de octubre decidieron aliarse al postulante libertario para apoyarlo en el balotaje.

Este respaldo causó un quiebre en la alianza del PRO, la UCR y la Coalición Cívica, que quedó evidenciado horas antes del debate con una dura disputa dialéctica y por redes sociales entre representantes del partido amarillo y del radicalismo.

Otro de los cruces estridentes se produjo cuando Massa le reprochó a Milei haberse negado a someterse a un examen “psicotécnico” y sugirió que esa fue la causa por la cual a Milei no le “renovaron la pasantía en el Banco Central”.

Bajo esa fórmula de pregunta “por sí o por no”, Massa le consultó también al libertario si en caso de llegar al Gobierno iba a “eliminar subsidios; privatizar Vaca Muerta, ríos y mares; dolarizar; y eliminar el Banco Central”.

“A mí no me vas a condicionar si contesto por sí o por no”, dijo Milei, que ratificó su propuesta de “dolarizar la economía, cerrar el Banco Central y terminar con el cáncer de la inflación”, además de “tocar las tarifas” cuando logre “recuperar la economía”.

El candidato de LLA, en tanto, evitó responder si volvería a implementar, como en los años 90, el sistema previsional de AFJP y expresó que “en el corto plazo” no arancelará la educación en las universidades

“¿Y en el largo plazo”, repreguntó Massa, y se respondió: “Quiero avisarles que este señor va a arancelar las universidades”.

El candidato de UxP, por su parte, prometió “ocho puntos del PBI” de “inversión educativa y poner en práctica un plan de alfabetización para que niñas y niños terminen el tercer grado de la escuela primaria sabiendo leer y escribir.

En cuanto a la relación del país con el mundo, Milei aseguró que dejará el comercio exterior en manos de los privados porque el Estado, consideró, “no tiene que meterse”, y además mostró su “admiración por Estados Unidos, Israel y los países del mundo libre”.

Consultado por Massa acerca de si sostendrá relaciones diplomáticas, por ejemplo, con China y Brasil, los dos primeros socios comerciales de la Argentina, Milei contestó que no está “dispuesto a plantear relaciones con aquellos países que no respetan la democracia, las libertades individuales y la paz”.

“La ruptura del Mercosur y de las relaciones con Brasil y China representan dos millones de empleos menos y un impacto de 28.000 millones de dólares. Un presidente no se puede regir por caprichos ni ideología”, expresó Massa.

Y advirtió que la propuesta de “abrir la economía” hecha por Milei va a “destruir miles de familias”.

Massa y Milei mantuvieron uno de los cruces más duros acerca de la soberanía argentina sobre las islas Malvinas.

El candidato de UxP remarcó que la fallecida premier Margaret Thatcher es “una enemiga de Argentina, ayer, hoy y siempre”, y valoró a los “héroes” que combatieron en las islas.

Con esa definición buscó diferenciarse de la postura de Milei sobre la expremier británica, quien condujo a las fuerzas británicas en la guerra del Atlántico Sur de 1982: el economista libertario había dicho que la admiraba y esta noche volvió a plantear que la llamada ‘Dama de Hierro’ tuvo “un rol significativo en la caída del muro de Berlín”,

“Defiendo la soberanía de Malvinas. Sería importante que digas si los kelpers tienen derecho a la autodeterminación o no. Es importante que los argentinos sepan si vas a defender o no Malvinas”, increpó luego Massa, con la intención de incomodar a su competidor en un tema sensible para los argentinos y que además está incluido en la Constitución.

En materia internacional, Massa volvió a preguntarle a Milei -como lo hiciera en el debate previo a las elecciones del 22 de octubre- si le iba a pedir perdón al papa Francisco por haberlo agraviado en varias oportunidades, a lo que Milei respondió: “Las disculpas las hice internamente y a él le llegaron”.

Además, afirmó que si el Sumo Pontífice decide visitar el país el año próximo y él llegara a ser electo Presidente, será recibido “con todos los honores”.

En el contrapunto, los candidatos mostraron nuevamente visiones antagónicas sobre las medidas que tomarán de cara al futuro del país.

“Vengo a plantear un gran cambio para la Argentina, que es la construcción de un gran acuerdo con políticas de Estado, con diálogo y consensos, pero sobre todas las cosas con el respeto a los que piensan distinto”, comenzó Massa su exposición, a la que Milei respondió que resulta “imposible cambiar la realidad” del país “haciendo lo mismo con las mismas personas”, a quienes volvió a identificar como “la casta”.

DOLARIZACIÓN Y QUITA DE SUBSIDIOS, LOS EJES DE UN SEGMENTO MARCADO POR EL “RESPONDÉ POR SÍ O POR NO”

Massa buscó a Milei para que ratificara o reectificara los ejes centrales que predominaron su campaña electoral en los últimos meses. El candidato de UxP propuso utilizar el crecimiento de las exportaciones para la “construcción de trabajo sobre la base de mejores ingresos”, mientras que el libertario insistió que “el Estado es el origen del problema, no la solución”.

Los caminos alternativos para la estabilización de la economía ya sea a través del incremento exportador, el superávit comercial, la competitividad cambiaria, por un lado, o la estrategia de dolarización, el cierre del Banco Central y una nueva era de privatizaciones, por otro, fueron los principales ejes del capítulo económico del debate presidencial, de cara al balotaje del próximo domingo.

En el inicio del contrapunto sobre economía, el candidato a presidente por Unión por la Patria (UxP), Sergio Massa, desarrolló una estrategia de preguntar -bajo el esquema por “sí o por no”- al postulante por La Libertad Avanza (LLA), Javier Milei, sobre los ejes centrales que predominaron su campaña electoral en los últimos meses y sus supuestas contradicciones.

Así, el actual ministro de Economía instó en varias oportunidades a Milei a que responda “por si o por no” respecto a si mantenía sus propuestas de “eliminar los subsidios, privatizar Vaca Muerta, dolarizar la economía, privatizar los ríos y los mares, y eliminar el Banco Central”, entre otras cuestiones.

Milei, en el inicio del debate se presentó como “liberal libertario, especialista en temas de crecimiento económico con y sin dinero. Se cómo hacer crecer una economía, crear puestos de trabajo de calidad con buenas remuneraciones, terminar con la pobreza, con la indigencia y sé cómo exterminar de una vez por todas al cáncer de la inflación”.

El candidato libertario subrayó que “el Estado es el origen del problema, no la solución”.

“Ustedes estuvieron mintiendo con los subsidios -arrancó Milie cuando respondió la primera tanda de preguntas planteadas por Massa-. Vos sos un mentiroso por engañar a la gente y asustarla porque los subsidios (al transporte) hoy cubren una sexta parte del costo es decir que te vas a $350”, tarifa que -según los cálculos del Gobierno- sería de $700 si se da de baja la ayuda del Estado.

En ese punto el libertario aclaró que “los ajustes de tarifa no se pueden dar todos juntos porque la Corte Suprema lo rechaza, pero no vamos a tocar las tarifas porque antes vamos a permitir que la economía se recupere y luego se van a poder pagar con esos recursos”.

En la continuidad de sus respuestas confirmó: “Voy a terminar con el Banco Central, porque es el origen de la inflación, es la forma en que nos roban a nosotros. En más de 20 años nos robaron 280.000 millones de dólares, gobiernos de delincuentes que nos quieren seguir jodiendo la vida robando con la inflación”.

Al retomar su participación Massa dijo estar “frente a alguien que mintió toda la campaña o miente esta noche” al hacer referencia a la plataforma entregada por LLA a la Justicia Electoral de cara a las elecciones, con lo que buscó poner de manifiesto la existencia de contradicciones de parte del candidato libertario.

“No hemos conseguido saber qué vas a hacer con los subsidios a los jubilados, con lo que es el sistema de transporte, el sistema de créditos, el sistema de viviendas, si los vas a eliminar o no”, volvió a inquirir el candidato a presidente por UxP.

“A lo largo de toda la campaña -continuó Massa- hablaste de la ‘motosierra’, de eliminar subsidios que representan la suba del 300% de las tarifas, del 400% del boleto de tren y el colectivo, la  eliminación de los programas de atención contra el cáncer, el recorte en 83.000 pesos a cada jubilado”.

Massa retomó el hilo final de los 12 minutos iniciales del debate, reseñando sus propuestas económicas para su eventual presidencia.

“La salida de la Argentina no es con la dolarización como sólo tiene Zimbabwe, ni eliminando el Banco Central como Micronesia. La salida de la Argentina no es haciendo una apropiación del ahorro de la gente en nombre de la dolarización”, rechazó el candidato de Unión por la Patria.

Por el contrario, postuló que la forma de salir de la crisis es “con aumento de las exportaciones, con los 40.000 millones más que el país va a exportar el año que viene, con la construcción de trabajo sobre la base de mejores ingresos”.

También reiteró su voluntad de avanzar en “un acuerdo de unidad nacional que permita la reducción del sistema de impuestos y de las retenciones, y un camino de simplificación tributaria para que pymes y comercios no hagan un curso para pagar impuestos”.

Massa también abordó la propuesta de MIlei de volver a un sistema privado de jubilación, al recordar que “hoy hay 21.750 jubilados de las AFJP que cobran entre 5.000 y 20.000 pesos a quienes el Estado tuvo que ir en socorro.

En la misma línea, Massa afirmó que “Argentina necesita rediscutir su programa con el Fondo (Monetario Internacional) que es inflacionario, aumentar el programa de desarrollo exportador, mejorar la distribución del ingreso y bajar impuestos sobre la base de un gran acuerdo”.

Para ello enumeró cuatro premisas a adoptar a partir del 10 de diciembre: “Vamos al superávit fiscal, al superávit comercial, a un régimen de competitividad y de acumulación de reservas que permita ir pagando le al Fondo para sacarlo definitivamente de la Argentina”.

Por su parte Milei, expresó que “Argentina lleva 100 años de decadencia: Inició el Siglo XX siendo el país más rico del mundo. Hoy somos el número 130. Tenemos 45 % de pobres, 10% de indigentes y una inflación caminando al 300% con alto riesgo de hiperinflación consecuencia del modelo de la casta basado en la premisa que a donde hay una necesidad nace un derecho”.

A eso contrapuso que “para los economistas de verdad, todos los problemas se resuelven con mercado, propiedad privada, precios libres y sin intervención estatal, pero eso no le gusta a la casta política, que durante 113 años tuvo déficit fiscal que financia con deuda que carga a las generaciones futuras y que termina siempre defaulteando, convirtiendo al país en el máximo defaulteador serial”, subrayó el candidato libertario.

“El otro recurso es ir al Banco Central e imprimir billetes, Le quitamos 13 ceros a la moneda y tuvimos una hiperinflación y vamos camino a otras. El ajuste siempre lo hacen subiendo impuestos, jamás bajando el gasto. Nos hundimos por la presencia del sector público: El Estado es el origen del problema no la solución”, agregó Milei.

MASSA DEFENDIÓ LA RELACIÓN CON BRASIL Y CHINA Y MILEI DIJO QUE “EL ESTADO NO SE TIENE QUE METER”

Durante el cruce, además, los candidatos intercambiaron posturas respecto al reclamo de soberanía sobre las islas Malvinas y a las relaciones diplomáticas con el Vaticano.

El candidato presidencial de Unión por la Patria (UxP), Sergio Massa, defendió en la noche del domingo una política exterior orientada “a favorecer las exportaciones y privilegiar los intereses nacionales”, mientras el postulante de La Libertad Avanza (LLA), Javier Milei, dijo que “las relaciones comerciales es un asunto de los privados y el Estado no se tiene que meter”.

Además, el ministro de Economía y aspirante a la Presidencia por UxP planteó potenciar el reclamo de soberanía sobre las islas Malvinas y le pidió definiciones a su contendiente sobre las relaciones diplomáticas con el Vaticano, a raíz de las declaraciones en las que Milei calificó al papa Francisco como “un representante del maligno en la Tierra”.

“En un mundo convulsionado, tenemos que poner el eje en la multipolaridad y tenemos que tener relaciones con todos los países que abran los mercados para generar trabajo”, subrayó Massa en la apertura del segundo eje temático del debate presidencial que se desarrolló en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

En ese sentido, Massa defendió las relaciones con Brasil y China, y le preguntó al postulante ultraliberal si estaba dispuesto a romper vinculaciones con esos dos países, y recordó que tildó a los mandatarios de esas dos naciones de “comunistas”.

“Las relaciones comerciales es un asunto de los privados y el Estado no se tiene que meter. El Mercosur es algo que no avanza y si China no nos compra, podemos utilizar la triangulación para llegar a esos mercados”, fundamentó Milei.

Massa replicó que lo que estaba proponiendo el economista no era otra cosa más que dejar el comercio exterior en manos de “las guaridas fiscales”.

“Es lo que hizo tu familia que tiene propiedades en los Estados Unidos. Querés convertir a Argentina en una guarida fiscal”, remarcó Massa.

Y agregó: “Las relaciones exteriores se establecen con las regulaciones que establecen los países. No podemos caer en perjuicios ideológicos”.

En tanto, Milei reiteró que la política exterior de un eventual gobierno de LLA estará alineada con “Estados Unidos e Israel”.

El funcionario habló además de potenciar las relaciones exteriores a partir de “garantizar la seguridad alimentaria, la seguridad energética y la economía del conocimiento”.

En cuanto a Malvinas, Massa le preguntó a Milei si estaba dispuesto a sostener el reclamo de soberanía sobre las islas Malvinas, que Gran Bretaña usurpa desde 1833.

En ese sentido, recordó que Milei habló de favorecer la autonomía de los isleños, la población británica que ocupa las islas.

Milei afirmó que mantendría el reclamo de soberanía, pero reconoció que admiraba la figura de la exprimera ministra británica Margaret Thatcher, que gobernaba el Reino Unido cuando se produjo el conflicto bélico por Malvinas en 1982.

“Thatcher es un enemigo histórico de Argentina. Hay que respetar a los excombatientes de Malvinas”, remarcó Massa y recordó que en el auditorio se encontraba el exjefe del Ejército, Martín Balza, veterano de la Guerra que Argentina mantuvo con Gran Bretaña.

En cuanto a las relaciones con el Vaticano, Massa recordó los ataques que Milei había formulado contra el papa Francisco, a quien tildó como “el representante del maligno en la tierra”, y como hizo en el debate anterior a la primera vuelta electoral, le pidió al diputado nacional que se disculpara con el sumo pontífice.

“Voy a trabajar para que el papa Francisco, el argentino más importante de la historia, venga a Argentina. Tenés que pedirle disculpas por lo que dijiste sobre él. Acá, en este auditorio hay incluso gente que propuso romper relaciones con el Vaticano”, increpó Massa.

A modo de respuesta, Milei aseguró que si tenía que pedir discutas “lo iba a hacer”, y sostuvo que si el Papa venía a “Argentina lo iba a tratar con los honores de un jefe de Estado”.

MASSA PROPUSO AGENCIA FEDERAL PARA DELITOS TRASNACIONALES Y MILEI REFORMAS A LEYES Y SISTEMA PENAL

El ministro de Economía y candidato presidencial por Unión por la Patria remarcó que “tenemos que trabajar en los tres delitos trasnacionales como corrupción, narcotráfico y trata de personas” mientras que el candidato libertario planteó “una modificación a las leyes de defensa nacional, seguridad interior e inteligencia y una reforma en el sistema carcelario”.

Los candidatos presidenciales de Unión por la Patria (UxP), Sergio Massa, y de La Libertad Avanza (LLA), Javier Milei, confrontaron este domingo sobre seguridad y justicia, y mientras el líder libertario planteó “una modificación a las leyes de defensa nacional, seguridad interior e inteligencia y una reforma en el sistema carcelario”, el ministro de Economía ratificó su propuesta para la creación de una “agencia federal” en Rosario para enfrentar los delitos transnacionales.

El candidato libertario dijo que en Argentina “hay un baño de sangre desde el 2001”.

“A partir del 2003 se profundizó el baño de sangre, con la llegada de (el ex juez de la Corte Suprema) Eugenio Zaffaroni, donde el delincuente era la víctima. Nosotros no creemos que el victimario sea la víctima”, indicó.

Sobre este aspecto, el dirigente libertario remarcó sus propuestas de reformas judiciales. “Nosotros proponemos modificaciones a las leyes de defensa nacional, seguridad interior e inteligencia y una reforma en el sistema carcelario”, postuló.

En tanto, Massa remarcó que “tenemos que trabajar en los tres delitos trasnacionales como corrupción, narcotráfico y trata de personas. Por eso, planteo la instalación en la sede de Central Córdoba de Rosario, la sede de la agencia federal que va a trabajar con los cuatro mejores cuerpos (de elite de las fuerzas federales) en materia de delito”.

En este sentido, el exintendente de Tigre propuso implementar a nivel nacional el sistema de cámaras de seguridad que estableció en ese distrito cuando fue jefe comunal.

“He planteado instalar un sistema de cámaras de seguridad en ciudades de más de 150 mil habitantes”, reiteró.

Por su parte, Milei remarcó que “el que las hace las paga”. Y reivindicó al exalcalde de Nueva York, Rudolph Giuliani, de quien dijo que “redujo la inseguridad”.

En ese punto Massa recogió el guante y le recordó a Milei y a la audiencia que Giuliani prologó un libro suyo (“Así lo hicimos”) sobre seguridad. Massa es amigo del exalcalde neoyorquino e incluso lo trajo al país, por ejemplo, en 2017, cuando presentó un informe sobre seguridad en la provincia de Buenos Aires.

En este sentido, Milei reconoció la política de Massa en materia de seguridad en Tigre: “Cuando las cosas las hacés bien, porque tu trabajo es bueno en materia de seguridad”, le dijo, aunque también le objetó que su esposa, Malena Galmarini, no había logrado la intendencia de Tigre.

Luego, Milei criticó a la justicia y remarcó: “Hay que terminar con los jueces que liberan presos”.

Tras esto, Massa fustigó el planteo de seguridad de Milei, quien planteó que la política de seguridad es una “cuestión de las provincias”, y aseguró: “El problema de la lucha contra la inseguridad no es una cuestión de jurisdicción. Cuando una persona tiene un problema no es un problema de jurisdicciones”.

Sobre el narcotráfico, Milei criticó el accionar de la policía y aseveró: “No hay un solo policía preso por el tema del narcotráfico. Cuando la gente se saturó, la gente lo sacó a patadas”.

Y Massa remarcó que si es electo “vamos a construir fuerzas de seguridad nacionales, con prevención y un trabajo articulado con gobernadores e intendentes. Seguridad es el derecho que vos seas el dueño de la calle y no los delincuentes”. 

MASSA HABLÓ DE LOS “NUEVOS DERECHOS HUMANOS” Y MILEI DE “DEMOCRACIA FALLIDA”

Mientras el candidato de Unión por la Patria reiteró su llamado a la “unidad nacional” y llamó a poner en agenda el derecho a la tierra y a un ambiente sano, el referente libertario denunció que “el respeto a las minorías se convierte en una tiranía de las mayorías” con el peronismo.

El candidato presidencial de Unión por la Patria (UxP), Sergio Massa, reiteró este domingo su llamado a la “unidad nacional”, valoró que se cumplan “40 años del retorno de la democracia en Argentina” y pidió “poner en agenda los nuevos derechos humanos”, como el “derecho a la tierra” y a un “ambiente sano”.

Por su parte, el candidato de La Libertad Avanza (LLA), Javier Milei, señaló que hay “una democracia fallida” porque cuando gobierna el peronismo “el respeto a las minorías se convierte en una tiranía de las mayorías”, a la vez que consideró que “la cuarentena durante la pandemia” de Covid-19 fue un “delito de lesa humanidad”.

Así se expresaron ambos candidatos en el último eje temático -derechos humanos y convivencia democrática- del debate presidencial obligatorio que se desarrolló esta noche noche en la Facultad de Derecho de la UBA.

Por su parte, Massa destacó que “a 40 años del retorno de la democracia en Argentina, me parece central que tengamos la posibilidad de hablar de convivencia democrática y reafirmar la idea de Memoria, Verdad y Justicia”.

“El Nunca Más, el juicio a las juntas, son parte del patrimonio que a Argentina le reconocen en la región y preside organismos de derechos humanos internacionales”, valoró el candidato de UxP.

Asimismo, llamó a “poner en agenda los nuevos derechos humanos”, como un “ambiente sano, derecho a la tierra, a desarrollarse en tierra propia” y señaló que hay “un cambio de paradigma en materia de delitos ambientales”, por lo que propuso “prisión para quien contamina ríos, tala bosques o destruye humedales”.

También presentó un “programa de dos millones de lotes con servicios para lograr el sueño de la casa propia”.

“Si el 10 de diciembre me dan la responsabilidad de gobernar, voy a plantar un gobierno de unidad nacional, convocando a los mejores, sin origen político ni afiliación”, subrayó Massa.

En tanto, Milei consideró que “han hecho de la democracia una democracia fallida, porque el respeto de las minorías se convierte en una tiranía de las mayorías que creen que les da derecho a hacer cualquier cosa, cualquier desmadre que les permita perpetuarse en el poder”.

Además, el libertario apuntó contra “la casta” que “se compone de los políticos ladrones, que hacen cosas contra la gente, los empresarios prebendarios, sindicalistas que operan en contra de los beneficios y la situación de los argentinos”.

“Este es un gobierno criminal que cometió un delito de lesa humanidad con la cuarentena, durante la pandemia. Cuando se ataca de manera brutal sobre el derecho de propiedad, constituye un delito de lesa humanidad”, expresó.

Por su lado, Massa señaló que “la tolerancia y la templanza son vitales para definir los destinos de la patria” y reiteró su “llamado a los distintos sectores de Argentina, empresarios, trabajadores” porque “la convivencia democrática supone el respeto al que piensa distinto”.

“Quiero invitar a los argentinos a que en convivencia y en paz construyamos una nueva etapa”, completó.

Fuente: Télam